lunes, mayo 02, 2005

RPA....capitulo II


Maturin - el genesis de Arkadiaz

Recuerdos para andar Cuentos de la pasada centuria

Capitulo II


Mis futuros progenitores, Ramón y Maria, deciden anclar el rehacer de sus vidas en una ciudad poblada de llanuras y bosques salvajes, ríos y morichales, donde no existía el concepto de haciendas, sino de hatos ganaderos por ser una zona mas propensa a la cría del ganado y la explotación petrolera, ya en esos tiempos propiedades exclusivas de las petroleras americanas y algunas concesiones a empresas inglesas, otorgadas por el entonces dictador Marcos Pérez Jiménez (Periodo 1950-1958). La huida de mis progenitores de sus respectivos hogares, les trajo como consecuencias ser desheredados por sus respectivas familias, por lo cual estaban en la más completa ruina económica. Esto hizo a mi padre dedicarse una breve temporada al contrabando de lencerías y tabaco que llegaban de Europa y Estados unidos; digo breve porque Ramón era un hombre muy inteligente y sabia que esa actividad prolongada en el tiempo no traía buenas consecuencias, sino una buena estadía en la cárcel.
Lograron alquilar una casa en el casco urbano de Maturín, capital del estado Monagas, que para la época (1940), contaba con 100.000 habitantes aproximadamente. Es a partir de este momento que aparcan sus vidas definitivamente con el advenimiento del primer vástago de la unión, que resulto ser una niña bautizada cristianamente como Eugenia Margarita.
Ramón logro un empleo estable en una empresa norteamericana “Life insurance company”, establecida en la ciudad para desarrollar toda la infraestructura del acueducto de la ciudad y los tanques o depósitos aéreos del vertido de agua.
Ramón, Maria y Eugenia Margarita, ya eran una familia estable. Ramón negocio la compra de la casa alquilada y a partir de allí, Maria se convirtió en una maquina de producir bebes; logrando tener en el transcurrir de los años 7 retoños, entre los cuales habían unas gemelas mas dos perdidas que hoy denominaríamos aborto no provocado. En estos descendientes la naturaleza no hizo un reparto equitativo del sexo y las mujeres ganaron por mayoría cinco a dos; Actualmente todos están vivos.
Yo, soy producto del cuarto parto, pero el tercero vivo, previo habían nacido dos varónes, uno que vivió apenas unas horas y el otro vivio tres meses, murio de una neumonia. En línea de descendencia familiar tenemos:
Eugenia Margarita, heredera de todas las características de Maria, en carácter como físicamente; Las gemelas que para mi siempre fueron el canon de contrariedad en todo, Clelia Ramona, una niña rubia con hermosos crespos dorados, mi futura incondicional para toda la vida, Clelia del Valle, una hermosa morena de pelo profundamente negro lacio, a quien me dedique a proteger siempre, en plena juventud llego a ser reyna del carnaval de la ciudad; Yo, contador de historias breves, Ángel Vicente, mi eterno antagonista, a quien siempre le demostré mi cariño, afecto y protección, el mimado de Maria por ser el único de tez broncínea heredada de los indígenas; Miriam Josefina, otra rubia hermosa con gran talento musical desde la infancia, a quien siempre llamamos Kathy; y Rosa Amelia, la menor de todos los hermanos y quien le rompió los esquemas moralistas sexistas a Ramón y Maria, porque decidió a los veinticuatro años tener un bebe sin tener que casarse o practicar con la costumbre inquisitorial de la familia/iglesia de cumplir sus requerimientos, siempre la vi como la abanderada de la libertad del pensamiento y la acción femenina. Creo que una de las primeras venezolanas decididas a utilizar al hombre única y exclusivamente para procrear un bebé y luego mandarle dignamente a paseo, actualmente sigue en su soltería congénita y una hermosa adolescente a cuestas.

Proximo capitulo: "La infancia de Yo"

2 comentarios:

Mar dijo...

Gracias por deleitarnos con este segundo capítulo! Tan bueno como el anterior!

pedazodecaos dijo...

Se debían de llevar bien tus padres...tantos hijos demuestran una larga y fructífera unión. Los mios sólo tuvieron dos... a mi hermano y a mi. Despues de mi... decidieron que mejor lo dejaban asi no fuera a ser...

TVG -entrevista ARTURO CARRION